En la Biblioteca Nacional:

Presidente Piñera y Ministro de Educación firman proyecto de financiamiento para la educación superior

Dibam,Educación patrimonial
imagen imagen_portada.jpg

"El proyecto de ley va a significar que el 90% de los jóvenes, excluyendo solamente al 10% de los hogares más favorecidos, va a tener acceso a un sistema de crédito que va a estar hecho la medida de sus necesidades y capacidades", destacó el presidente.

05/06/2012

Fuente: DIBAM

Dibam,Educación patrimonial

En la patrimonial Sala Ercilla de la Biblioteca Nacional, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, y el ministro de Educación, Harald Beyer, firmaron ayer el proyecto de ley que establece un nuevo sistema de financiamiento estudiantil para la educación superior.

"Es evidente que nuestras políticas de financiamiento estudiantil habían perdido de vista a las personas y se habían olvidado que nuestros jóvenes merecen ser tratados con igual respeto. No es casualidad entonces, que el programa de gobierno del actual Presidente estableciese como objetivo el perfeccionamiento del sistema de financiamiento estudiantil y que tuviese un sistema único e integrado de becas", sostuvo el ministro Beyer.

El Presidente Piñera destacó el avance que este proyecto significa en cuanto a hacerse cargo de un problema que se venía arrastrando por años, como es el endeudamiento familiar. "Con este nuevo sistema los estudiantes no van a tener que cargar con esa pesada mochila (endeudamiento). El proyecto de ley va a significar que el 90% de los jóvenes, excluyendo solamente al 10% de los hogares más favorecidos, va a tener acceso a un sistema de crédito que va a estar hecho la medida de sus necesidades y capacidades".

Se estima que el potencial de beneficiarios anual de este crédito único es de más de 160 mil estudiantes de institutos profesionales y centros de formación técnica y 80 mil de universidades.

La iniciativa establece la salida de la banca del sistema dejando al Estado como proveedor de los fondos. El diseño de políticas estará en el Ministerio de Educación y el sistema será administrado por la Tesorería General de la República, que con la ayuda del Servicio de Impuestos Internos se encargará del cobro. El pago será similar al de las cotizaciones previsionales: el empleador podrá retener y pagar al fisco el monto correspondiente. Los trabajadores independientes deberán hacer pagos mensuales.

El nuevo crédito se entregará a todos los estudiantes de instituciones de educación superior que se encuentren acreditadas por al menos tres años.

Este crédito único cuenta una tasa de interés subsidiada del 2% anual (debajo de la tasa del CAE que llegaba a casi 6%) y un pago contingente al ingreso. Por lo tanto, se comenzará a pagar el crédito una vez que el egresado comience a trabajar y nadie pagará más del 10% de su sueldo. El valor de la cuota a pagar dependerá del ingreso, y se incrementa por tramos. A sueldos inferiores a las 14 UTM se les establecerá una cuota del 5%. Si la persona no percibe ingresos, no deberá pagar mientras esa situación persista. Además se pagará un máximo de 180 cuotas mensuales y si queda un saldo pendiente, será condonado por el Estado.

El proyecto de ley propone también que las instituciones de educación superior financien la brecha entre el arancel de referencia y el real, a través de becas o créditos. Si optan por lo segundo, debe ser bajo las mismas condiciones que los proporciona el Estado. El cofinanciamiento por parte de la institución sería gradual, el financiamiento total será para los quintiles 1 y 2, y para el tercer quintil será de un 50%.

La autoridad de Educación destacó que "se planteó de modo categórico un sistema de financiamiento estudiantil en que ningún joven con la voluntad y la capacidad quede fuera de la educación superior por falta de recursos". El Ministro Beyer llamó al Congreso a agilizar la tramitación de este proyecto: "Termino por tanto solicitándole a los parlamentarios que avancemos en la aprobación de estas iniciativas de modo de asegurarle un nuevo rostro a la educación chilena".

Esta iniciativa se suma a otros esfuerzos que está haciendo el Gobierno en la materia, como por ejemplo la propuesta para un nuevo cálculo de aranceles de referencia que estará centrado en los estudiantes, incluyendo variables como el nivel socioeconómico del estudiante, y características propias de las carreras como la duración, empleabilidad, deserción e ingresos futuros del egresado. Además se anunció que se establecerá una disminución en los puntajes PSU: para los estudiantes del primer quintil, baja de 550 a 500 puntos y a los del segundo a 525. Esta medida será aplicada a desde 2012 para los estudiantes de primer año. Con este cambio, se beneficiarían cerca de 15 mil estudiantes

Dibam,Educación patrimonial

Recursos adicionales

Materias: Educación
Dibam,Educación patrimonial
Palabras clave: Educación patrimonial
Dibam,Educación patrimonial