Con mesa redonda, teatro y documental:

Museo Histórico Nacional celebra la entrega del premio Cervantes a Nicanor Parra

Este lunes 23 de abril a las 19.00 horas, el Museo Histórico Nacional junto a la Cámara Chilena del Libro y el Centro Cultural de España, realizarán una serie de actividades en honor al poeta Nicanor Parra quien recibirá el Premio Cervantes. Al Museo Histórico han sido invitados destacados escritores, editores y autoridades del mundo cultural quienes se congregarán con el fin de festejar y conversar acerca de su obra y figura.

23/04/2012

Fuente: DIBAM

El acto se realizará a contar de las 19.00 horas en el patio principal del Museo Histórico Nacional (Plaza de Armas 951, Santiago) con la conferencia "La Antipoesia, un legado para todos & para nadie" dictada por el Doctor en Filología y especialista en la obra de Nicanor Parra, Cesar Cuadra, y luego con una mesa redonda a la que se sumaran Patricio Fernandez, escritor y director The Clinic y Jaime Quezada, poeta. Al inicio del acto se presentará la representación dramática de un fragmento de la obra "El Cristo de Elqui" de Nicanor Parra, del actor Raúl Palma. Esta actividad es sólo para invitados del Museo, la Cámara y Centro Cultural de España y prensa acreditada.

Junto a ello, a las 17.00 horas se exhibirá el documental "Retrato de un Antipoeta" del director Víctor Jiménez, actividad que estará abierta a público en el marco de la Feria del Libro de la Plaza de Armas.

Además de las actividades programadas, los asistentes podrán visitar la exposición "El paisaje Chileno, itinerario de una mirada", recién inaugurada el pasado viernes 13 de Abril, la que contiene una selección de la colección de dibujos y estampas del Museo realizadas por las diferentes expediciones científicas y viajeros que llegaron a Chile durante los S.XIX y SXVIII.

Nicanor Parra

Poeta chileno, nacido en 1914, en la ciudad de Chillán. Junto con Gabriela Mistral, Pablo Neruda y Vicente Huidobro, es considerado uno de los grandes de la poesía de Chile, y una de las mayores voces de la lírica latinoamericana.

Terminó el bachillerato en su población natal y se trasladó a Santiago para graduarse como profesor de mecánica teórica y matemáticas. Con una beca del Institute of International Education estuvo durante tres años en la Universidad de Brown, en Estados Unidos. De vuelta a su país fue nombrado director interino de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile (1948) y un año más tarde, gracias de nuevo a una beca, esta vez del Consejo Británico, se trasladó hasta Inglaterra, donde permaneció dos años más.

En 1951 regresó a su país para seguir con su labor docente en la Universidad, hasta que la Fundación Gugenheim le condujo de nuevo a Estados Unidos con el objeto de continuar sus estudios en el campo de la física, lo que le supuso una intensa actividad investigadora que no le impidió desarrollar el ejercicio poético.

Inició su labor literaria en 1937, con la publicación de Cancionero sin nombre, aunque ya en 1935 había aparecido el cuento Gato en el camino, en La Revista Nueva. El Cancionero sin nombre fue relegado por el propio autor a su prehistoria poética, aunque destaca por su estilo antihermético, en el ámbito de una corriente que propugna el retorno a la claridad expresiva.

De 1954 es Poemas y antipoemas, su obra fundamental, compuesta por tres partes: Cantos a lo humano, Poemas y Antipoemas. En esta obra abandonó su poesía hasta entonces simbólica y desesperanzada por otra más folclórica, irónica, de acentos escandalosos y muy vinculada a la realidad. El libro fue acogido como una obra revolucionaria en el ámbito de la poesía hispanoamericana de aquellos años. Sobre todo en Chile, dominado entonces por el tono solemne y grandioso de Neruda, el coloquialismo del autor significó un profundo cambio e introdujo un modelo alternativo, abierto a la ironía y el humorismo. La antipoesía planteaba una reacción contra la función metafísica de la poesía y su sacralización y se adhería a una línea fundamentalmente antirromántica, comprometida políticamente y desmitificadora.

A partir de allí se le conoció como el antipoeta por excelencia, lo que tuvo confirmación en La cueca larga (1958). Esta obra, que alude en su título al ritmo musical chileno por excelencia, desarrolla el tono antirretórico y popular, abriéndose a las canciones, también debido a la relación del poeta con su hermana, la célebre cantautora Violeta Parra.

La década de 1960 fue especialmente activa en cuanto al número de publicaciones de Parra y brillante por sus aciertos. Versos de salón (1962) cambió el sujeto pasivo de los antipoemas por un sujeto activo, muy agresivo y delirantemente enérgico; Discursos, que apareció el mismo año, fue publicado de forma conjunta con Pablo Neruda. Le siguieron Manifi

Recursos adicionales

Materias: Antropología