De la Región de Arica Parinacota:

Declaran Monumentos Nacionales a siete Iglesias del altiplano

Siete fueron las iglesias declaradas Monumentos Históricos.

Siete fueron las iglesias declaradas Monumentos Históricos.

Iglesia Virgen del Carmen de Chitita, declarada Monumento Nacional categoría Monumento Histórico.

La declaratoria se basa en los valores culturales, históricos, arquitectónicos y artísticos de los templos que además son representativos de las formas de evangelización temprana ocurrida en la región andina.

01/10/2015

Fuente: DIBAM

Siete iglesias de la zona andina de la región de Arica Parinacota fueron declaradas este 29 de septiembre, como Monumentos Nacionales en la categoría de Monumento Histórico, por el Ministerio de Educación.

Se trata de las iglesias "San Idelfonso de Putre", "San Martín de Tours de Codpa", "Virgen del Carmen de Chitita", "San José de Pachica", "San Pedro de Esquiña", "San Jerónimo de Poconchile" y "San Miguel de Azapa", ubicadas en las comunas de Arica, Putre y Camarones.

La declaratoria se llevó a cabo luego de que el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) acogiera dicha solicitud por parte de Cristian Heinsen Planella, Director Ejecutivo de la "Fundación Altiplano Monseñor Salas Valdés".

Las siete iglesias son parte de un conjunto mayor denominado "Iglesias del Altiplano", que se encuentran en la lista tentativa de Bienes Culturales a ser postulados a la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, debido a sus valores culturales, históricos, arquitectónicos y artísticos. Además, todas ellas son representativas de las formas de evangelización temprana ocurrida en la región andina, exponentes de una realidad transfronteriza que abarca Bolivia, Argentina y Chile.

Asimismo, la mayoría de estos templos poseen al menos un 60% de autenticidad en cuanto a su materialidad (tierra, madera, piedra, paja brava y barro) y sistemas constructivos tradicionales (albañilería de adobe y mampostería de piedra asentada en barro, incluyendo cubiertas construidas en base a un sistema de par y nudillo de madera amarradas con cuero animal). Además cuentan todavía con sistemas de administración tradicional: fabriquero, alférez o mayordomo. Siguen teniendo uso religioso, asociado además a fiestas tradicionales de relevancia local o regional.

En cuanto a su ubicación, las siete iglesias se encuentran emplazadas en poblados de los valles y quebradas precordilleranas o en el altiplano, de origen prehispánico o asiento indígena y que en la mayoría de los casos fueron parte de la posterior Ruta de la Plata.

Además, cada una de las iglesias poseen atributos arquitectónicos específicos que las diferencian y caracterizan, entre ellos: La portada labrada o sin labrar, la existencia o no del arco toral, de pintura mural y de retablo. En estos detalles se evidencia también el sincretismo religioso y cultural que se denomina barroco mestizo y que se caracteriza por la presencia de elementos como volutas, pilastras, flores, figuras humanas, entre otros, cuya expresión da cuenta del aporte local.

Recursos adicionales

Materias: Arquitectura - Conservación y restauración - Historia - Legislación
Palabras clave: Iglesias del Altiplano - Consejo de Monumentos Nacionales - Monumento histórico