Las más antiguas del mundo:

Momias Chinchorro de 5 mil años retornaron finalmente a la Patria

Se trata de los cuerpos de un adulto y de un niño recuperados en Suiza más otras dos momias precolombinas. La Dibam, a través del Consejo de Monumentos Nacionales, destinará estas piezas al Museo San Miguel de Azapa, de la Universidad de Tarapacá, previo análisis, mantenimiento y estabilización de las piezas dado su grado de deterioro.

08/03/2011

Fuente: DIBAM

Estos objetos patrimoniales recuperados, adquieren vida a través del trabajo de recibirlos, restaurarlos y contar su significado e importancia", dijo la Directora de Bibliotecas, Archivos y Museos, Magdalena Krebs esta mañana, al recibir en el edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores, un conjunto de cuatro momias (dos de ellas de la Cultura Chinchorro), repatriadas desde Suiza. Y no es un tema menor, puesto que las momias Chinchorro, halladas en el Desierto de Atacama, tienen mayor antigüedad que las de Egipto y su origen se remonta a los 5 mil años a.C. Constituyen, por tanto, una herencia patrimonial, cultural y arqueológica de nuestro país. Sorprende que piezas como estas pudieran salir clandestinamente del país en la década de los 80, pero se comprende porque en ese entonces no existían eficientes organismos fiscalizadores. Almacenadas precariamente en el húmedo sótano de una casa de la localidad de Malagny (a 7 kilómetros de Ginebra), los cuerpos presentaban hongos y signos de deterioro. Su propietario, un coleccionista privado, decidió donarlos al Museo de Etnografía de Ginebra que no aceptó la donación por razones éticas, tras lo cual comunicó la situación al Gobierno de Chile. A partir de septiembre de 2010, comenzaron a ejercerse las acciones que culminaron esta mañana con la llegada de los cuerpos al país. Por Suiza, encabezó las acciones el Servicio Especializado de Transferencia Internacional de Bienes Culturales del Ministerio Federal de Cultura, mientras que por Chile lo hizo la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores (Dirac), el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) y la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (Bidema). [!b:In Situ] El evidente valor patrimonial de los restos fue verificado, junto a dos expertos suizos, por las arqueólogas expertas en cultura Chinchorro, Claudia Prado, del CMN y Vivien Standen, de la Universidad de Tarapacá, quienes viajaron a Ginebra enviadas por el Gobierno de Chile. De las piezas entregadas esta mañana, una corresponde a un bebé, con muy escasos ejemplares disponibles, y la otra a un adulto, con pinturas y piel de camélido. Las piezas, pese a estar descontextualizadas (se desconocen las características del sitio en que fueron halladas) y encontrarse en regular estado de conservación, poseen un enorme valor patrimonial. En la cancillería, la ceremonia contó con la presencia de invitados especiales, como la embajadora de Suiza, Ivonne Bauman, y el secretario ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales, óscar Acuña. Abrió la ceremonia el ministro de Relaciones Exteriores (s), Fernando Schmidt, quien valoró el gesto del gobierno Suizo al repatriar a Chile estas piezas arqueológicas, y el rol del ministerio de Relaciones Exteriores: un verdadero puente entre Suiza y el Consejo de Monumentos Nacionales. Concluyó la ceremonia Magdalena Krebs, Directora de la Dibam, en su calidad de Vicepresidenta del Consejo Nacional de Monumentos Nacionales, quien añadió: "Estamos en una situación que está permitiendo el retorno de nuestros bienes culturales", e hizo referencia a las recientes recuperaciones patrimoniales del esqueleto del [!b:Pelagornius chilensis], en Alemania, y el retorno de las [!b:Campanas de la Iglesia de la Compañía], desde Gales. "El Consejo de Monumentos Nacionales se hará cargo de las momias que viajarán al Museo San Miguel de Azapa, en Arica. Nos encargaremos de divulgar el significado e importancia histórica de estas espléndidas piezas", agregó. Finalmente, el Comandante Richard Oliva, director de la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural, dijo que estas piezas debieron salir en la década de los 80 rotuladas de otro modo, ya que hoy en día, con los avances tecnológicos con que cuenta la Policía de Investigaciones, "sería imposible que esto ocurriera. Nosotros estamos trabajando desde 2007 en lo referente al tráfico ilícito de bienes culturales y consideramos que la recuperación de estas piezas es muy valiosa para la cultura y el origen de las raíces de nuestro pueblo", finalizó Oliva

Recursos adicionales

Materias: Antropología