En Chiloé

COMUNIDAD DE QUINCHAO RECIBE RESTAURADA SU IGLESIA

Tres años tomaron los trabajos de restauración de la iglesia Nuestra Señora de Gracia, la más grande -1.200 metros cuadrados- de los 16 templos religiosos que tienen la calidad de Patrimonio de la Humanidad en Chiloé. En vísperas de la fiesta de la Virgen Nuestra Señora de Gracia, que se celebra cada 8 de diciembre con cerca de 7 mil peregrinos, la comunidad de Villa Quinchao recibe la iglesia ya restaurada.

06/12/2010

Fuente: DIBAM

Este año las más de setecientas personas que habitan la Villa de Quinchao, junto a los miles de peregrinos que allí se congregan, celebrarán en grande la festividad religiosa de la Virgen Nuestra Señora de Gracia, la más importante del archipiélago, después de la de Jesús Nazareno de Caguach.

La razón de ello tiene un profundo significado para la comunidad, que estuvo permanente solicitando la recuperación de su lugar de oración mientras permanecía cerrado por los trabajos de restauración. Luego de tres años de intensas labores de intervención que significaron la reparación de la torre-fachada (2007-2008) y de las naves-bóveda (2009-2010), los carpinteros chilotes harán entrega de la iglesia ya renovada.

Su restauración significó un delicado desafío estructural debido a su deterioro generalizado y agudo de larga data, era la más deteriorada del grupo de dieciséis iglesias inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial. Esto llevó a cerrarla a la comunidad por espacio de tres años y por alrededor de diez años no pudo hacerse en su interior la fiesta de la Virgen que se celebra el 8 de diciembre.

La Iglesia de Quinchao, construcción de fines del siglo XVIII, es una de las primeras iglesias chilotas en ser declarada Monumento Nacional. Fue en 1971 junto a las de Rilán, Dalcahue, Vilupulli y Chonchi que recibieron la declaratoria por parte del Consejo de Monumentos Nacionales.

Financiamiento
El Estado a través de la Subsecretaría de Desarrollo Regional del Ministerio del Interior (Subdere), con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ha estado implementando desde 2003 el Proyecto de Desarrollo Turístico de las Provincias de Chiloé y Palena, que considera iniciativas en distintos ámbitos enfocadas a la conservación de este valioso patrimonio que constituyen las iglesias de Chiloé: su restauración, la continuidad de la Escuela de Carpinteros, la habilitación del centro de acopio de materiales, la formación de un cuerpo de guías patrimoniales y la constitución en los templos del rincón de la memoria y el mural de la capilla. El total de los recursos contemplados fue de 1.900 millones de pesos, de los cuales 500 millones provienen del Estado de Chile.

Significativo valor patrimonial
Si bien existen alrededor de 70 iglesias que corresponden a Arquitectura Religiosa, tipología cúspide de la denominada Escuela Chilota de Arquitectura en Madera, 16 de ellas -las más representativas- son a la vez Monumentos Nacionales de Chile y Sitio de Patrimonio Mundial: Achao, Quinchao, Castro, Rilán, Nercón, Aldachildo, Ichuac, Detif, Vilupulli, Chonchi, Tenaún, Colo, San Juan, Dalcahue, Chelín y Caguach.

Este 2 de diciembre se cumplieron diez años desde la inscripción del conjunto de iglesias de Chiloé en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, decisión adoptada en la 24ª Reunión Ordinaria del Comité del Patrimonio Mundial, realizada en Cairns, Australia, entre el 27 noviembre y el 2 diciembre del año 2000.

Declaración de zonas típicas
En 2007 comenzó el proceso de declaración de zonas típicas en el entorno de las iglesias, en concordancia con la recomendación del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) de generar polígonos de amortiguación (Zonas Típicas) en el entorno de las iglesias que están incluidas en la Lista de Patrimonio Mundial, los que cumplirían la función de resguardo de los alrededores de las iglesias.

Actualmente, las iglesias de Tenaún y Chonchi cuentan con una zona típica y se encuentra en proceso la declaración de zonas típicas en el entorno a las iglesias de Quinchao, Nercón, Colo y San Juan. En todos estos procesos, el Consejo de Monumentos Nacionales ha trabajado en coordinación con las comunidades -que han apoyado las iniciativas de declaración- y con la Fundación de Amigos de las Iglesias de Chiloé, entidad privada que vela por la conservación y puesta en valor patrimonial de todas las iglesias de Chiloé.

Recursos adicionales

Materias: Antropología