Instalan placa conmemorativa en Ex Centro de detención Clínica Santa Lucía

imagen imagen_portada.jpg

Autoridades desplegan placa conmemorativa en el frontis en el ex Centro de Detención Clínica Santa Lucía

La ceremonia fue encabezada por el ministro de Bienes Nacionales Víctor Osorio y el director de la Dibam Ángel Cabeza, quienes junto a familiares de víctimas de la represión, instalaron esta placa conmemorativa que permitirá reconocer e identificar el enorme valor histórico y patrimonial que representa.

22/07/2016

Fuente: DIBAM

"La instalación de la placa contempla en sí misma un acto de reparación simbólica desde el Estado hacia las víctimas". Con estas palabras el director de la Dibam y vicepresidente del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), Ángel Cabeza, se refirió a la placa conmemorativa de la ex Clínica Santa Lucía, ubicada en el n° 162 de la calle del mismo nombre y que fue un centro de detención y tortura a cargo de la Dirección de Inteligencia Nacional (Dina), luego del golpe de Estado de 1973, recientemente declarada Sitio de Memoria.

La ceremonia realizada en el frontis del inmueble, contó con la presencia del ministro de Bienes Nacionales Víctor Osorio, la Comisión chilena de Derechos Humanos, la Corporación de Memoria Ex Centro de Detención Clínica Santa Lucía y el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.

Al ser consultado sobre el rol que juega el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) el director de la Dibam Ángel Cabeza, señaló que en estos dos últimos años" hemos contribuido a otorgar protección a 6 sitios de memoria en el país, con lo cual se suman unos 18 espacios con protección patrimonial que son sitios de memoria, los que contribuyen a resguardar, como indica el nombre, la memoria histórica sobre sucesos que no pueden caer en el olvido", añadió.

Una historia oscura

La Clínica Santa Lucía fue un centro de detención y tortura a cargo de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) durante la dictadura militar chilena (1973-1990).

El inmueble está ubicado en la calle Santa Lucía Nº 162 (frente al cerro del mismo nombre) en pleno centro de Santiago de Chile En 1972 la casona fue comprada para funcionar como sede del Movimiento de Acción Popular Unitaria (MAPU). Tras el golpe militar de 1973 es expropiada y pasa a constituirse en la clandestinidad como clínica.

En 1973, tras el golpe de Estado, fue allanado por las fuerzas de seguridad y orden, pasando a ser propiedad estatal en virtud de un decreto de la Junta de Gobierno, siendo utilizado por agentes de la dictadura hasta 1997, como infraestructura de apoyo sanitario, médico y logístico de los centros de detención y tortura de la Región Metropolitana.

De acuerdo al testimonio de los detenidos, los llevaban a esa clínica para recibir tratamiento luego de haber sufrido torturas. Permanecían vendados, amarrados a la cama, sometidos a amenazas y a presión psicológica. El objetivo del tratamiento médico era mantenerlos con vida para continuar con las torturas. Los detenidos llegaban habitualmente desde otros centros de detención. El recinto funcionó también como clínica privada para algunos miembros de la DINA y sus familiares. Además del tratamiento, los detenidos eran torturados e interrogados en el recinto.

El inmueble fue construido en 1934, es obra del arquitecto Alberto Cruz Montt, (1879‐1955), destacado arquitecto nacional de principios del siglo XX.
Actualmente el edificio aloja a la Comisión Chilena de Derechos Humanos, y tiene la categoría de Monumento Histórico en virtud del decreto N° 132 del 29 de abril de 2016.

Recursos adicionales

Materias: Arquitectura - Ceremonia - Conmemoración